lunes, febrero 07, 2005

Irene Cahen

Primera verdad absoluta de internet: en un anuncio de ofertas de viaje, el precio del banner no concuerda en nada con el que luego anuncia en la web. Ah vale. Ponía A PARTIR DE 90€. Pero las de 90€ sólo eran para ir a Puigcerdà (que tampoco es mal sitio, pero sin alojamiento ni media pensión ni desayuno only ni na de na), y ya no quedan.
Los links te llevan de unos anuncios a otros, las ventanas se abren y se cierran.. y no hay forma de encontrar las llamadas, engañosamente, "ofertas" de viaje. "Vuelos por menos de mil millones de euros click aquí!". Si es que mil millones de euros no tengo, hombre... Tengo poco más de 500 para chucherías. Por 48€, dos noches en un hotel de 2 estrellas, media pensión, en cala loputomás, Ibiza. Un hotel cochambroso que por dos duros te ofrecen rosquillas, café frío, y la sonrisa cadavérica de una camarera peruana. Y que conste que yo, contra los peruanos, na de na. Más bien contra los explotadores que los contratan. Pero eso ya es otro percal.

Segunda verdad absoluta de internet: si buscas, encuentras. O bien, encuentras lo que no buscas. A veces mola. A veces es simple anécdota. A veces es hasta inspirador.
Quería contar lo que pasó con una tal Irene Cahen....


(y luego lo contaré, doucement, o como se escriba!)

1 Comments:

Blogger HC said...

Pos ya tardas.

Me has dejado con el intríngulis!

7 de febrero de 2005, 23:28  

Publicar un comentario

<< Home