miércoles, diciembre 29, 2004

Hilo musical

*
*

Quedarse solo, y oír las voces que claman en tu interior puede ser una experiencia muy dura. Los hay que llegan a enloquecer. La persistencia en la soledad que ha colmado parte de mi existencia me hacen bastante inmune a esas voces.
Hasta la fecha.

Hacía tiempo que no me movía de Barnacity, con la family, o sea, como ir sola. Sin internet, sin comunicación. Y es curioso, porque tan sólo hace 4 años que estoy con internet, y 2 con conexión 24h. ¿Cómo lo hacía antes? Ah si. Me carteaba con mil millones de personas. Parecía una chavala victoriana, cada día con un nuevo sobre teñido de algún color en el buzón. Pero la gente que está lejos acaba eso, lejos. Aunque esta no es la cuestión.

Hablaba de las voces y de cómo se propagan en la soledad. Cuando estás en la ciudad no las oyes porque estás por otras cosas: hablar con gente, hacer llamadas, hacer recados, ir a pasear, ver gente y gente y más gente. Mi abuelo se pasaba el día mirando por la ventana. ¿Por qué? Porque si se quedaba solo con sus pensamientos... Porque si hubiera oído sus voces, seguramente habría muerto antes. Así que necesitaba movimiento y actividad constante, y como él mismo no podía moverse, se contentaba con percibir el movimiento de los demás. Casi como un vampiro, almacenaba la energía de los demás, casi como un chupóptero, absorbiendo sol y luz y devolviendo una mirada opaca y vacía. En fin.

Distraerse está bien. Pero no cuando lo haces para no sentirte solo. Tarde o temprano acabas escuchando. El hilo musical no dura eternamente. En algún momento, ese hilo se rompe y tu mente se queda en silencio. El miedo a ese silencio y lo que pueda surgir de él nos envuelve a todos, a unos más que a otros.

Después de volver de mi cortísima estancia en el campo, he vuelto al hilo musical. Me siento más constreñida, tengo claustrofobia, me cuesta respirar. Respirar aire puro y observar la naturaleza casi muerta del invierno me ha ido bien. He podido escuchar mis voces y, aunque me he asustado momentáneamente, ahora comprendo que, en general, son buenas conmigo. Estoy aprendiendo mucho, aunque quizás voy hacia atrás. Mi fortaleza se basa en la debilidad. ¿Es esto positivo? Trato de pensar todo lo bueno, algo nuevo para mí, porque yo siempre fui muy muy negativa. Trato de ser invulnerable a la maldad y al pesimismo. Trato de que no me alcancen los fantasmas, los voy destruyendo lentamente, porque, tristemente, relegarlos al pasado nunca me ha servido.

Un besín a everybody, toy pensando en que me hago pesada. Pos na, kisses en forma de corasón.


2 Comments:

Blogger May said...

debo hacerme pesada de verda porque nadie postea =_= Pos na, que os den, no os incluiré en mi lista de vips pa cuando sea rica y famosa

30 de diciembre de 2004, 22:30  
Blogger HC said...

Pfffffffffff
petarda. Pos ahora no te commento.

31 de diciembre de 2004, 21:22  

Publicar un comentario

<< Home